¿Qué es el business process outsourcing?

Posted by admin on 14 agosto, 2015

Llamamos business process outsourcing, literalmente externalización de procesos empresariales, a lo que tradicionalmente hemos llamado subcontratación. Por medio de este proceso las empresas contratan determinados servicios a otras empresas para que les resulte más barato o eficiente. También se realiza cuando se trata de necesidades puntuales para las que no merecería la pena tener a alguien contratado en plantilla de forma permanente. Así, solo se paga durante el tiempo que dura la necesidad y se consigue a profesionales altamente cualificados que nos la pueden solucionar al estar especializados en dicho trabajo.

Tradicionalmente, el BPO se realizaba en ámbitos como los recursos humanos, contratando a una empresa de RRHH cada vez que se necesitaba a algún empleado nuevo, la atención al cliente, especialmente en la contratación de call centers especializados así como el ámbito financiero, algo también habitual entre los autónomos que contratan a un gestor para que les realice todas las gestiones relacionadas con impuestos pertinentes. El ámbito de las tecnologías de la información, el desarrollo web o el marketing digital también son subcontratados a agencias especializadas cada vez con mayor frecuencia.

Una de las últimas tendencias es la aparición de empresas como TKS Outsourcing Group especializadas en ofrecer la subcontratación de una gran variedad de servicios: desde la gestión de flotas para logística al desarrollo de apps o software personalizado pasando por la auditoría de stock o el cobro de deudas.

Una de las mayores ventajas que permite este modelo es que facilita el mercado global, pudiendo contratar a empresas de cualquier lugar del mundo, bien porque en esos lugares el coste sea más barato, bien porque haya profesionales más altamente cualificados. Por poner un ejemplo, a la hora de elaborar la página web de nuestra empresa podemos acudir a la más importante empresa informática de Silicon Valley o a un experto informático residente en la India, uno de los países del mundo con mayor nivel en programación en el que los costes son bastante más bajos.

Otra forma de subcontratación es la que realizan las pymes que no pueden permitirse acudir a una gran empresa. En su lugar, acostumbran a contratar autónomos en plataformas especializadas como Nubelo, Twago o Freelancer para que le realicen determinados trabajos para los que no están debidamente capacitados. Esta opción es cada vez más seguida por aquellas empresas que están empezando. Una vez instaladas acostumbran a contratar a una empresa especializada ya que suele ofrecer una mayor calidad.

En el lado negativo, cada vez hay más empresas que subcontratan a autónomos pero les hacen trabajar como si fueran sus propios empleados con la única misión de evitar pagar los costes de la seguridad social o de las vacaciones. A esta nueva figura se le llama falso autónomo y poco a poco se están comenzado a establecer controles para evitar esta artimaña legal.

Con la contratación de una empresa dedicada al outsourcing se evitan estos problemas ya que los empleados cuentan con su propio convenio colectivo y tienen definidos sus derechos y obligaciones laborales.

Filed under Empresas

»

«

Comments are closed.