La internacionalización como estrategia empresarial de éxito

Posted by admin on 30 enero, 2016

La internacionalización es una de las estrategias empresariales que, bien hechas, pueden llevar a nuestra empresa a conseguir un gran crecimiento. No sólo estaremos consiguiendo mayores beneficios económicos sino también reduciendo nuestra dependencia al buen funcionamiento de un mercado en concreto, diversificando tanto los riesgos como las oportunidades, así como la facilidad de salir de una crisis en nuestro mercado de origen gracias al empuje de los nuevos mercados.

En cuanto a los riesgos, también hay que tenerlos en cuenta. Por ello, contar con una asesoría específica y un buen estudio de mercado es fundamental para que la internacionalización culmine en éxito. En ese sentido, los riesgos más importantes que hay que analizar antes de instalar nuestra empresa en un país extranjero son “los riesgos de nacionalización, confiscación, normativa sobre repatriación de beneficios y la existencia de convenios de protección de inversiones”, según afirma José Luis Martín, CEO de la consultora de internacionalización BusinessGoOn en Empresa Exterior.

Igualmente, este especialista también recomienda evaluar la transparencia de cada mercado en Transparency International para tener en cuenta aspectos tales como la transparencia en la información, normativa para concursos y licitaciones, prácticas de contratación en administraciones y empresas. Así conseguiremos tener las mismas posibilidades que una empresa local para ganar un concurso de una administración pública, siendo ésta una buena forma de desembarcar en muchos países, especialmente en los de Oriente Medio, ya que nos garantiza unas mejores condiciones y el respaldo gubernamental que si entramos directamente en el sector privado.

Hay que tener en cuenta que la internacionalización nos trae múltiples beneficios entre los que hay que destacar la optimización de la producción tanto en mano de obra como en energía o recursos humanos, un aumento en las posibilidades de financiación y de conseguir más dinero en los mercados internacionales o la creación de valor de marca a unos niveles muy superiores a los que se puede lograr en un único mercado.

Igualmente, hay que valorar la eliminación de los costes del comercio internacional así como la mayor cercanía a todos los clientes. Desde los grandes bancos españoles, que han terminado con solo un 10% de beneficios provenientes de su mercado de origen, a Inditex, las grandes cadenas hoteleras o las marcas de yogur helado, prácticamente encontramos ejemplos en todos los sectores de empresas que han logrado hacer de la internacionalización una estrategia empresarial de éxito que les ha servido también para afianzar su liderazgo en el mercado nacional.

En un momento en el que hay tanta competencia como en la actualidad, la internacionalización también es una fórmula de ganar músculo y conseguir una situación de partida más beneficiosa a la hora de hacer frente a los competidores. Hay pocos productos y servicios que no sean susceptibles de llevar a cabo un proceso de internacionalización y si no somos nosotros quién lo emprendemos puede que sea la competencia los que ganen fortaleza para alimentarse de nuestra propia cuota de mercado.

Filed under Empresas

«

Comments are closed.